Faciales Ladeben

Limpieza facial

Higiene minuciosa y totalmente personalizada, en función del tipo de piel, que ayuda a reducir los poros y a eliminar células muertas e imperfecciones. La piel queda hidratada, libre de impurezas y con un tono más uniforme y luminoso. Permite también potenciar la penetración de los principios activos de los cosméticos, incrementando su eficacia. La piel queda así perfectamente preparada para recibir los tratamientos posteriores.

Regulación pieles mixtas y grasas

Tratamiento específico para pieles con exceso de secreción sebácea, que consigue regularla, a la vez que ayuda a reducir el tamaño de los poros.  Utilizamos alta cosmética orgánica y técnicas específicas en función de la piel de cada persona.

Tratamiento antiedad

Comenzando siempre con un diagnóstico personalizado, combinamos las técnicas y las tecnologías más innovadoras para llevar a cabo un tratamiento completamente adaptado a cada piel, para conseguir atenuar las arrugas y las finas líneas de expresión para devolver la juventud a tu mirada desde la primera sesión.

Combatimos desde el interior las marcas de la edad para recuperar la juventud de la piel, corrigiendo los signos del envejecimiento, difuminando las arrugas y las líneas de expresión y ayudando a la producción natural de colágeno de la piel, que como resultado del tratamiento se refuerza y rellena, se alisa y se siente más elástica.

Tratamiento reafirmante

  • Tratamiento reafirmante y tonificante de la dermis y de la musculatura facial.
  • Indicado para pieles flácidas, átonas y con tendencia a los poros dilatados.
  • Combinación de la técnica radiofrecuencia INDIBA con masaje KOBIDO.
  • Conseguimos un realce de los rasgos y una mayor definición del ovalo facial.

Microblading

Antes de iniciar el tratamiento realizamos un correcto y personalizado diseño de cejas, buscando el más adecuado para cada fisionomía. Siempre te mostraremos el trazado antes de iniciar el tratamiento.

Durante el tratamiento de microblading se realizan pequeños cortes en el área ceja para ir depositando el pigmento. Se trata de una técnica que busca la mayor naturalidad posible, trazando pelo a pelo.

Se utiliza un pigmento homologado y con los registros sanitarios correspondientes. Siempre en monodosis de 2 ó 3 mililitros, lo que garantiza su esterilidad.